Las vitaminas son muy importantes para el desarrollo, buen crecimiento y para tener energía en la vida diaria de cualquier persona, ya sea un adulto, joven o un infante.


Por ejemplo, la vitamina Bpuede obtenerse por medios naturales a través de la comida o por cápsulas con los elementos que el cuerpo requiere.


Existen diversas vitaminas B, como:


  • B1 (tiamina): ayuda a convertir carbohidratos en energía.
  • B2 (riboflavina): favorece la formación de anticuerpos y genera la producción de energía en los procesos biológicos.
  • B3 (niacina): auxilia en el funcionamiento del aparato digestivo, la piel y los nervios.
  • B5 (ácido pantoténico): ayuda a convertir los alimentos en la energía que se requiere y es importante en la función del organismo como la fabricación y descomposición de las grasas.
  • B6 (piridoxina): es esencial para el metabolismo, especialmente de las proteínas y facilita la digestión.
  • B7 (biotina): ayuda al crecimiento celular y la fabricación de ácidos grasos en nuestro cuerpo.
  • B12: nutriente que ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos sanguíneos y contribuye a la elaboración del ADN, el material genético presente en todas las células.



La vitamina B se puede obtener en alimentos como pescado, pollo, carne de res, huevos y productos lácteos; así como en frijoles, legumbres, col, etc.


Artículo realizado con información del sitio Medline Plus.